Información de la Clase Optimist

Con 8 pies de largo el “Optimist” es el velero para niños y niñas navegantes entre 7 y 15 años, reconocido por la ISAF (Internacional Sayling Association) como el barco oficial.
La Optimist es la flota más grande y de mayor crecimiento en el mundo, la OptiWorld (Optimist World Association) reporta arriba de 300,000 barcos registrados y más de 120 naciones activas, siendo esta el trampolín para los futuros veleristas olímpicos.
50 % de los capitanes que participaron en las Olimpiadas de Sydney  fueron formados en la Optimist, es sin duda la más importante en México además de que es la mejor actividad deportiva y recreativa para aprender a conocer y convivir con la naturaleza en el mar, los lagos y ríos.


La clase Optimist empezó a navegar en México en 1985  impulsado por el entonces presidente de la FMV el Sr. Aarón Sáenz Couret con objetivo de desarrollar veleristas jóvenes y ser semillero de este deporte.
 
Actualmente la clase cuenta con niños veleando esta embarcación en diferentes estados de la República. 
 
La Asociación Mexicana de Veleristas Clase Optimist (AMVCO) se funda con la creación de la clase. En esta, los padres participan y ayudan en todos los aspectos; económicos, administrativos así como en los preparativos para las diferentes competencias de fines de semana, lo que redunda en una actividad de sana convivencia familiar.
 
En México contamos con excelentes entrenadores que desarrollan programas que culminan con la participación de jóvenes en regatas eliminatorias de trascendencia nacional, como lo es la Olimpiada Nacional, así como regatas Internacionales, donde representan con gran orgullo a nuestro país.
 
En México la Clase Optimist, se conduce bajo un esquema de sociedad civil que le da formalidad y seriedad, lo que aunado al apoyo de la Federación Mexicana de Vela ha dado como resultado un crecimiento importante en el número de veleristas y  estados de la República donde se practica.
 
Las principales ciudades donde activamente se practica el veleo con Optimist son: Valle de Bravo, Estado de México, Acapulco Guerrero, Puerto Vallarta y Chapala en Jalisco, Huatulco en Oaxaca, La Paz Baja California Sur, Cancún, Isla Mujeres, Chetumal en Quintana Roo, Progreso en Yucatán, Manzanillo, En el Laguna de Catemaco en Veracruz, Tampico Tamaulipas y en la Presa de la Boca en Nuevo León entre otros.
 
Tanto en la AMVCO como en  la Federación Mexicana de Vela (FMV) consideramos que en México,  el desarrollo de la vela puede llegar a hacer en el futuro cercano,  una actividad generadora de deportistas de alto rendimiento, así como de fin de semana, convirtiéndose en un entretenimiento diario y una actividad educativa como en los países altamente desarrollados donde los colegios y universidades lo incorporan como parte de sus programas de desarrollo.
 
La Navegación a vela puramente recreativa podría ser una actividad turística sana y divertida, generadora de empleos para los niños en el futuro, que haciendo carrera en la vela podrían hacerse de una forma de vida que promocionaría a nuestro país como un proveedor de servicios turísticos ecológicos. 


En México tenemos más de 12,000 km de costa con condiciones de vela insuperables por su clima, vientos moderados y apacibles con playas maravillosas.
 
La AMVCO es una asociación sin fines de lucro, que actualmente solo recibe las aportaciones anuales de sus agremiados, de la Federación De Vela y de la Comisión Nacional Del Deporte,  con lo que desarrolla sus actividades. Esta formada por un Presidente, Vicepresidente, Tesorero y Secretaria, además de varios comités que se enfocan a diversas actividades tales como, la técnica y la promoción, apoyo a escuelas de vela etc. A a su vez está afiliada a la OptiWorld (Optimist World Association) que representa a 120 países y a más de 300,000 jóvenes veleristas.
 
Allyson Hamel-Smith es una psicóloga para niños y adolescentes que ha participado con la OptiWorld supervisando los programas de entrenamiento, afirma que el velerismo es una experiencia muy positiva para los jóvenes, ya que al  practicarla desarrollan habilidades especiales que les ayudan a enfrentarse a los retos que les esperan en la vida. Los jóvenes al tener que plantear una estrategia deben pasar largos periodos de concentración enfrentándose constantemente a condiciones cambiantes, lo que hace que sus periodos de concentración se alarguen, se mantengan enfocados, aprendan a tomar decisiones, tener paciencia y autocontrol, haciéndose diestros y sensibles a un entorno cambiante el cual les afecta directamente .
 
Este deporte no es de contacto, requiere de disciplina, procedimientos y responsabilidad que ayudan a ordenar ideas de los chicos.Al depender de la naturaleza parte de esta actividad, provoca en el participante respeto por la misma, así como el aprecio por el entorno. 
 
La vela es una actividad compleja que requiere que los jóvenes aprendan el trabajo en equipo, acepten la retroalimentación acerca de sus destrezas y debilidades, conozcan y respeten una serie de reglas que con el tiempo los forma como individuos positivos y participativos de la sociedad en la que viven. Promueve como premisas indispensables, el honor, la honradez y caballerosidad.
 
La navegación a vela, al contrario de lo que se puede pensar, es muy seguro, pero la adrenalina que genera es muy parecida a un auto de carreras lo que lo hace muy divertido.
 

 

Asociación Mexicana de Veleristas Clase Optimist
Mesa Directiva 2018-2020:
Walter Porter - Presidente
Juan Pablo Rivas - Vicepresidente

Paloma Lascurain - Tesorero

Sigrid Beckmann - Secretario

Francisco Castillo - Vocal Técnico

Quieres recibir noticias?